martes, 1 de junio de 2010

49.

- Siempre he pensado que se puede mentir con muchas cosas. Se puede fingir un beso, un te quiero, un te amo; se puede fingir en el sexo, con el sexo, mediante el sexo, se puede fingir en una caricia y en un adiós. Pero nunca, nunca se puede fingir en un abrazo. Con él puedes sentir si una persona quiere de verdad.

- Y tú, ¿qué sientes con los míos?

- Que me quieres bastante.
- Te quiero bastante.


#Nuevedeoctubrededosmilnueve.

6 comentarios:

  1. Los abrazos no se dan por dar... Es como las huellas. Una vez dados, se quedan registrados y son únicos. Cada persona da abrazos distintos. Y cambian de significado según el contexto.
    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  2. ocho ya?? felicidadeees :D
    me alegro mucho por tii ^^
    me encanta ese texto xcierto.. ais.. hay abrazos que lo dicen todo (L)

    ResponderEliminar
  3. qué razón tienes. Gracias por seguirme, un besazo:)

    ResponderEliminar
  4. Eso es porque no se miente con las manos, ni se miente con los labios.
    Se miente con los ojos.

    A veces, incluso con la cabeza.

    ResponderEliminar
  5. He vuelto.

    ¿Y si ya nada valiese realmente la pena?, gritar, pasa a ser alguna desesperación secundaria, bloqueadas tus palabras, se desvanecen. Y los susurros de tiempo son navajazos por la espalda…

    Violetcarsons.

    ResponderEliminar
  6. los abrazos son tan importantes...
    totalmente de acuerdo con vos ^^

    un beso! :)

    ResponderEliminar