sábado, 26 de septiembre de 2009

Tacones altos, whisky barato, carmín rojo y generoso escote. Esta noche se come el mundo porque nadie está a su lado. Esta noche ahoga las penas y se hunde en el fondo con ellas.
Pero mañana sube la marea devolviendo a la orilla su cuerpo desnudo en una cama extraña, con un hombre desconocido y con sus penas tatuadas en su piel, acompañadas de toda la inmundicia que encontraron en aquel fondo dónde ella las ahogó, hundiéndose con ellas.

Tacones altos, whisky barato, carmín rojo y generoso escote. Esta noche se come el mundo. O el mundo se la come a ella.

9 comentarios:

  1. Hagas lo que hagas,
    el mundo siempre acaba
    siendo el que tiene la boca
    más grande y los dientes más largos.

    Este es breve, ¿eh loca?
    Un beso, nos vemos por la facultad! :)

    ResponderEliminar
  2. El mundo acabará comiendose a ella, a pesar de que ella noo lo crea :)


    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. se la come el mundo, y es una pena

    un beso

    ResponderEliminar
  4. Como a otras tantas, como al tópico que es. Ya no se lleva el whisky, ahora la ginebra sabe mejor.



    miau
    de
    mandarina

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!Soy la antigua: http://jungladehormigon.blogspot.com/, pero por diversos motivos he cambiado de blog, y te tenía como seguidor en el primero; y para no perderte, me gustaría que me siguieras en éste nuevo: http://coherenciaigualacero.blogspot.com/

    ¡De veras muchísimas gracias!Ya que me está costando un trabajo horrible recopilar todo a mi nuevo blog.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  6. Me gusto... simplemente me gusto.

    He de reconocer que tu blog me a sorprendido gratamente, por eso en cuanto pueda, volveré a esta tu casa.
    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar